sábado, 29 de abril de 2017

En mi taller del Prado, Montevideo.

La noche está callada de luna
en mi calle gris plateada,
la sombra da de los árboles
bellas perspectivas de visiones vagas,
esta noche está callada
y la luna se descansa en las nubes que ante ella pasan,
todo palidece
y de la niebla otoñal
las sombras desaparecen,
viuda queda la noche de resplandor postrero
y de sus rayos potentes
inundará mi pensar inquieto.

No hay comentarios: