domingo, 30 de abril de 2017

Años 80, en el Prado de Montevideo, escribía…..

El tiempo pasa por mi puerta
y mi cabello se tiñe de blanco,
he abierto mis puertas al mundo de la sociedad,
y éste soy,
supe ver por mi propio sentido
el caer en la desesperación
de mi destino y dolor,
y he sabido sacar de mis manos
el placer de mi paleta gris,
y de los maestros
un estilo de pintar,
el tiempo pas por mi puerta
y modelo su figura en el espacio,
busco su forma, su color
y transfiero mis letras
con sensible terror,
y hacer con ellas
lo que siento hoy.
En el Prado años 80.....escribía.

No te engaño con mi pintura
mis sentimientos y las manos responden por ella,
en el llanto de esta soledad
me dejo consumir por ella,
quisiera cerrar mis ojos de una vez por todas
y dejar mi pinturas en manos de otro,
partir de esta angustia por el amor impedido
solamente gustas de mi pintura
y yo pasaré al olvido,
ya no quiero ser yo,
quiero dejar mi lugar
solo me quiero ir,
y sentir que la tierra cubra mi cuerpo,
así no tendré que mirarte soledad
y podré reír porque me ido,
porque mi vida ya no estorbe,
y tu mujer estarás tranquila,
te olvidarás de mi pintura,
y ella pasará a ser un objeto
y yo el olvido.

sábado, 29 de abril de 2017

En mi taller del Prado, Montevideo.

No se por qué
sientes lástima por mi,
mi dolor es íntimo,
no se por qué estoy aquí
o aquí por quién estoy,
no es por mi
no estaría,
y mi dolor sería parte de ti.
En mi taller del Prado, Montevideo.

Quisiera ser otro
para encontrarme con él un día,
sentir su pintura
y llorar sus penas,
sacar de él su vida abstracta,
una sonrisa, un poema, su compañía,
por él mismo
por sus manos creativas
por eso que él encontró,
y por sus notas
que encierra en su cálido corazón,
por ser yo
y yo en él.
En mi taller del Prado, Montevideo.

Que larga es la aventura de mi vida
miro para atrás y me sorprendo,
que tipo de ser soy,
por una noche sentí la luna
y el sordo silencio de mi pasado
de los años en este cuerpo,
no soy historia reciente
escribo por mi
para hacer de mi poesía,
fueron mis pensamientos en mi taller un día,
y mi auxilio confundido una noche,
y en mi galería un romántico.
En mi taller del Prado, Montevideo.

La noche está callada de luna
en mi calle gris plateada,
la sombra da de los árboles
bellas perspectivas de visiones vagas,
esta noche está callada
y la luna se descansa en las nubes que ante ella pasan,
todo palidece
y de la niebla otoñal
las sombras desaparecen,
viuda queda la noche de resplandor postrero
y de sus rayos potentes
inundará mi pensar inquieto.

viernes, 28 de abril de 2017

En mi taller del Prado......escribía.

Marzo del ochenta y tres
y el tiempo pasa por mi puerta
a mis lados están las paredes
y preso he quedado en ellas,
soy espacio, luz y sombra,
los árboles de mi calle
mudan sus hojas multicolores
y en mi paso errante comienzo a caer,
escribo mi vida en el silencio
de frente a la calle y junto a la pared,
él, aún no vió la luz
y el suelo
se cubre de hojas rasgadas del otoño
y ya son mías, y me cobijo en ellas,
aparto mi vista del tiempo próximo
y un pensamiento surgido perturba mi paz
en este silencio,
cierro mis puertas
y cuelgo de mi formas concretas,
dejándome en otro
al sueño transeúnte de mi vieja paleta.